Un mexicano en el Ártico

Daniel Bravo

El papel de Daniel es importantísimo ya que, además de participar como activista en el Ártico, literalmente le pone la sal y la pimienta al barco cocinando para toda la tripulación. Vegetarianos, carnívoros, veganos, omnívoros, todos disfrutan del sazón de nuestro paisano, el cual mantiene la armonía dentro del barco porque, como dice el dicho: “barriga llena, corazón contento”

La misión de Daniel, la tripulación del Arctic Sunrise, la de más de 1 millón 400 mil defensores alrededor del mundo es detener los planes de las petroleras y defender al Ártico con todas nuestras fuerzas.
Nosotros sabemos que el poder de la gente es enorme, por eso necesitamos de ti para ganar esta batalla. Si tú no eres un defensor del Ártico aún es momento de que actúes y sé parte de esta lucha. Queremos unir a 2 millones de personas y estamos muy cerca de lograrlo.

Daniel ya está llevando nuestra voz, nuestro coraje, entrega y hasta el sabor de nuestra tierra para imprimirle más fuerza a esta campaña y así lograr nuestro objetivo. No lo dejes solo y conviértete en el ayudante del cocinero, en un defensor del Ártico para evitar juntos este crimen en contra de la naturaleza.

Greenpeace

Anuncios