El pan en tiempos de guerra

el pan y la guerra

El croissant y la guerra

Los panes derivan de la creatividad y habilidad de los panaderos pero algunos se crearon por necesidad, por errores o sucesos bélicos como el “croissant” (pronunciado cruasán).

El croissant en francés quiere decir creciente en el sentido “cuarto creciente lunar” haciendo referencia a la forma. Esta forma se remonta desde la costumbre árabe de hacer pastelitos, galletas o panes de esta forma.

El croissant se remonta a un suceso bélico que se dio en la ciudad de Viena, la cual fue sitiada por los otomanos al finales del siglo XVII al mando del Visir Kara Mustafá.

Después de varios intentos de ataque poco exitosos, los otomanos idearon una forma sorpresiva de atacar Viena: pensaron en excavar túneles por debajo de las murallas y así poder penetrar a la ciudad de sorpresa. Estas excavaciones se hacían solo de noche para no levantar sospechas, pero los panaderos que trabajaban de noche notaron los ruidos y dieron la alarma, por lo cual los defensores de la ciudad de Viena tomaron por sorpresa a los otomanos y los derrotaron.

Se dice que el emperador Leopoldo I condecoró a los panaderos por su ayuda y estos en forma de agradecimiento elaboraron dos panes, uno con el nombre del “emperador” y otro en forma de “media luna” como burla de la media luna en la bandera otomana. Este pan fue el antecesor del croissant, y posteriormente fue elaborado con masa hojaldrada.

Lic. Edén A. Martínez Avendaño

Anuncios

Una respuesta a “El pan en tiempos de guerra

  1. Pingback: Mi Ciudad Toluca.·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s