Karol, el hombre

Foto East News/Laski Diffusion

Karol Józef Wojtyła nació en Wadowice, Polonia, el 18 de mayo de 1920, vivió la guerra y sus terrores, lo que marcaría para siempre su sensibilidad y su visión política.

Karol, mejor conocido por Juan Pablo II, levantaba masas y despertaba a pueblos del letargo para oír su mensaje.

Juan Pablo II fue un hombre cuya ideología abrió puertas que durante años estuvieron cerradas, mejoró significativamente las relaciones de la Iglesia católica con el judaísmo, el islam, la Iglesia ortodoxa oriental y la Comunión Anglicana; habló con líderes políticos y sociales e incluso con líderes religiosos cuya ideología se contraponía seriamente a los dogmas católicos.

Fue uno de los líderes mundiales más viajeros de la historia, visitando 129 países durante su pontificado, hablaba italiano, francés, alemán, inglés, español, guaraní, portugués, ucraniano, ruso, croata, el esperanto, griego antiguo y latín, así como su natal polaco. Beatificó a 1.340 personas y canonizó a 483 santos, más que la cifra combinada de sus predecesores en los últimos cinco siglos.

Karol y la guerra

Karol fue un destacado ajedrecista en sus años de juventud y estudió teatro en la Universidad Jagellónica de Cracovia y también en una escuela de teatro. Cuando las fuerzas de ocupación alemanas cerraron la Universidad, en septiembre de 1939, trabajó en una cantera y luego en una fábrica química para ganarse la vida y evitar que lo deportaran a Alemania. Fichado por la Gestapo, se refugió en una buhardilla de Cracovia. En esa época se unió al grupo del célebre actor polaco Mieczysław Kotlarczyk, creador del teatro Rapsódico, con el cual interpretó papeles de contenido patriótico.

Durante la ocupación alemana de Polonia, cultivó especialmente la cultura, el teatro y las amistades, en el contexto del grupo Unia, formado por jóvenes católicos.

Sus detractores

El 13 de Mayo de 1981 Mehmet Ali Ağca disparó en la plaza de San Pedro, y el mundo se detuvo, sin embargo Juan Pablo II logró salvarse de una agresión certera que le hirió la mano, brazo y abdomen y que marcaría su estado de salud por el resto de su vida. Juan Pablo II demostró que el amor es el vencedor aún dentro de la angustia y acudió a visitar a su agresor a la cárcel de Rebibbia en 1983, donde le otorgó el perdón.

Su muerte

Sus últimas palabras fueron “Soy feliz, séanlo también ustedes. No quiero lágrimas. Recemos juntos con satisfacción”. Murió el 2 de abril de 2005 debido a una septicemia y a un colapso cardiopulmonar irreversible, agravado por su enfermedad de parkinson.

Anuncios

8 Respuestas a “Karol, el hombre

  1. Pingback: LoMejordeMiCiudad·

  2. Pingback: Alternativo Networks·

  3. Pingback: LoMejordeMiCiudad·

  4. Pingback: lomejordemiciudad·

  5. Pingback: Mi Ciudad Toluca.·

  6. Pingback: miciudadqro·

  7. Pingback: victoria cabrera·

  8. Pingback: Mi Ciudad Toluca.·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s