Mujeres de carne y hueso

Mujeres divinas

mujeres de a de veras

Se levantan cada mañana con el deseo, ese deseo de transmitir, de transmitir amor, constancia, perseverancia, trabajo, sosiego, cultura, bondad, amistad, dignidad, esperanza, ellas no son heroínas porque por cada heroína existe una víctima y eso no, no es para ellas, ellas añaden al mundo un rincón de paz, un paisaje interior que de vez en vez emerge para cubrir a sus allegados.

Construyen el mundo de acuerdo a sus posibilidades, lavan la ropa, desnudan el alma y desentrañan los secretos más íntimos.

Ellas son personajes entrañables, algunas son musas, otras son la música que a algunos les encantaría tocar, otras son gotas continuas de vida en la historia personal de muchos.

Unas abren puertas, otras las cierran, unas despellejan a la vida con valor guerrero, otras con dulzura y suavidad se descubren cada día.

Las mujeres de a deveras sonríen, aman, lloran, invaden el espacio por la fuerza, cada que una de ellas entra y colma la eternidad.

Ellas son pasión e inspiración, todas luchan por algo o por alguien, algunas son dueñas solamente de sí mismas, otras son dueñas de muchos, porque han logrado arrebatarles el amor, pasa poseerlo, para cuidarlo, para honrarlo.

Algunas más piensan en cambiar al mundo entregándose a la lucha por algún ideal, el don más grande que Dios les dio es el amor y la práctica de la querencia.

Ellas saben querer, cuando sus brazos se extienden pareciera que las alas del mundo se han abierto, cuando sus manos se abren pareciera que toda la luz se agolpa en un solo sitio.

Ser mujer es lo más grande que hay, ellas son como las flores, que con su belleza regalan una promesa de que las cosas han de cambiar.

No tienen elección son realmente la sal de la tierra, pintoras, amas de casa, poetas, administradoras, bailarinas, secretarias, fotógrafas, vendedoras, floristas, médicos, ellas simplemente son fuente de inspiración permanente.

Conocen de alegría, también conocen sobre tristeza pero son todo menos víctimas, ellas saben lo que saben por su fortaleza, por su creencia y su poder para cambiar las cosas, para cambiar el mundo.
Ellas son mujeres de carne y hueso.

Jessica Caballero

Anuncios

8 Respuestas a “Mujeres de carne y hueso

  1. Pingback: miciudadqro·

  2. Pingback: LoMejordeMiCiudad·

  3. Pingback: Alternativo Networks·

  4. Pingback: lomejordemiciudad·

  5. Pingback: Mi Ciudad Toluca·

  6. Pingback: mild·

  7. Pingback: Mi Ciudad Toluca·

  8. Pingback: Mario Pérez·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s