Dinks, parejas sin hijos

Dinks parejas sin hijos

Dinks, parejas exitosas sin hijos

Dinks, pareja sin hijos

Las parejas sin hijos y con un doble ingreso, conocidas como Dinks en alusión a los vocablos Double Income Not Kids, agrupa principalmente a parejas heterosexuales de profesionistas con ingresos por encima del promedio, carreras laborales exitosas, independientes, hedonistas y sin hijos.

“El fenómeno Dink está muy relacionado con la globalización y las transformaciones socioculturales, económicas y políticas que vivimos. Lo vemos en las grandes ciudades y no es exclusivo de parejas heterosexuales”, explica el antropólogo David Carballo, Director general de Grado 7, la unidad de análisis antropológico de JWT, (Agencia de Marketing y Relationship en México.

Son hombres y mujeres en plena vivencia de sus 20, 30 y hasta 40 años, de nivel medio o medio alto, que cohabitan en pareja, que comparten gastos, que buscan la realización personal, profesional y económica, y que tienen claro que la paternidad/maternidad es más una decisión que una mera cuestión biológica determinada por la tradición.

“La corriente Dink tiene varias vetas. Una de ellas es el asunto de la globalización, que obligó a las mujeres a salir de casa para trabajar y producir retrasando o reevaluando con ello la llegada de los hijos; por otra parte, una de las ganancias del feminismo fue reconocer a las mujeres no sólo como sujetos reproductores de hijos, sino como sujetos de producción de riqueza. Esto explica por qué ahora se construyen de manera diferente en la sociedad y no sólo como esposas, madres o hijas”, explica Alejandra Iglesias, especialista en cuestiones de género.

Así, la decisión de procrear sucumbe de manera progresiva a las aspiraciones profesionales, económicas y personales de hombres y mujeres que disfrutan de la vida sin hipotecarse –por llamarlo de alguna manera– a un mundo de pediatras, pañales y colegios.

A lo anterior se suman una serie de cuestiones de equidad y género que, de acuerdo con Iglesias, muchas mujeres evalúan a la hora de optar o no por la maternidad. Por ejemplo, está comprobado que los ejecutivos en puestos directivos ganan más que las mujeres en cargos similares, y que pese al discurso, las facilidades para las madres que trabajan siguen siendo insuficientes para sobrellevar la doble jornada.

Los posibles cambios en la vida de pareja con la llegada de los hijos también suponen un momento de reflexión. “Un hijo limita las posibilidades de una pareja en sentido estricto del ‘nosotros’ y la sola presencia de un tercero es algo para lo que muchos dicen no estar preparados y que a otros simplemente los asusta”, agrega.

Por ello no son raras las parejas que después de posponer la procreación algunos años, acaban por eliminarla de sus planes para no desajustar un estilo de vida al que se han acostumbrado.

En México las parejas Dinks se han hecho más presentes, tan solo en el Distrito Federal el promedio es de 1.8 hijos por mujer y la tasa de crecimiento demográfico es de 1% por año, según datos del Consejo Nacional de Población.

Por Ruth Álvarez Robles

Anuncios

3 Respuestas a “Dinks, parejas sin hijos

  1. Pingback: Mi Ciudad Toluca·

  2. Pingback: Pablo Pérez Sánchez·

  3. Pingback: Yary Austria·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s