Mantente bien hidratado

Muchas veces hemos escuchado que debemos beber al menos 2,5 litros u ocho vasos de de líquido al día. Pero en realidad no hacemos mucho caso a ello, porque sólo nos hidratamos cuando tememos la sensación de sed, y esta se presenta cuando las células musculares han perdido gran porcentaje de agua, pero este elemento es un componente esencial de la sangre y, en general, de todos los líquidos y fluidos del organismo y todos los funcionamientos del organismo también requieren de agua.

Beneficios de los líquidos

Ingerir la cantidad adecuada de líquido diario, además de saciar la sed, mejora los niveles de hidratación, regula el buen funcionamiento de las células, favorece el transporte de nutrientes, mejora la lubricación de las articulaciones y ayuda a mantener la temperatura corporal. Además, promueve la longevidad, contribuye a la prevención del asma inducida por el ejercicio, reduce los riesgos de piedras en riñones, ataques cardíacos e incluso derrames cerebrales.

“Mientras que una persona sólo con agua puede sobrevivir durante un mes o más, la falta de agua termina con la vida en unos días”. De hecho, basta que el agua descienda en un 20%, para que se produzca la muerte por deshidratación. La importancia del agua se respalda en la gran proporción que posee el organismo humano: corresponde al 60% del peso corporal total.

Los refrescos

Las calorías que aportan los refrescos son “vacías”, es decir, no van acompañadas de vitaminas ni minerales. Una lata de refresco edulcorado con azúcar contiene unos 35 gramos de esta sustancia (el equivalente a tres sobres de azúcar). La adición de gas carbónico que se disuelve muy bien en agua y azúcar (entre 90 y 135 gramos por litro) son ingredientes comunes en bebidas de cola. Además añaden cafeína (20 mg/100 ml) que suele proceder del extracto de nuez de cola, un fruto tropical que contiene esa sustancia excitante y ácido fosfórico, que precipita con el calcio reduciendo la absorción de este mineral, por lo que no se recomienda un consumo excesivo, especialmente en los niños dada la importancia del calcio en el correcto desarrollo óseo.

La hidratación durante el ejercicio

Durante el ejercicio la producción de agua metabólica se incrementa con el aumento del metabolismo energético. Así también la pérdida de agua durante el ejercicio aumenta debido al mayor calor del cuerpo, ante esto nuestro organismo comienza a sudar (perdiendo más agua) para tratar de disipar el calor y el sudor se transforma en la vía más rápida de pérdida de agua durante el ejercicio.

Las bebidas recomendadas mientras se realiza un ejercicio es el agua más electrolitos (sales minerales) e hidratos de carbono, ya que el cuerpo se rehidrata mejor y tiende a una mejor recuperación del volumen de sangre.

Es necesario que el atleta durante el entrenamiento o competencia se acostumbre a beber entre 50 a 100cc de líquido por vez y si es posible cada 15 – 20 minutos.

Para el verano

Si se realizan actividades físicas notables o se vive en zonas con clima cálido o húmedo y a medida que se acercan los días calurosos debemos de mantener suficientemente hidratado nuestro cuerpo, para evitar la deshidratación por eso es conveniente aumentar la cantidad de líquidos que ingerimos diariamente.

Por Victoria Guerrero

Anuncios

Una respuesta a “Mantente bien hidratado

  1. Pingback: LoMejordeMiCiudad·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s